Soy Interesada, egoísta, manipuladora e impaciente

Diseña la vida que deseas con PSYCH-K®

El significado de palabras como “manipuladora” está totalmente basado en creencias y percepciones.

Una creencia es, algo que tomamos por cierto. En base a las creencias gira todo lo que percibimos, pensamos, hacemos, decimos y sentimos en la vida.  Algunas creencias son empoderadoras y otras, no tanto…

Cuando me describo como una persona “Interesada, egoísta, manipuladora e impaciente”, seguro que esas palabras te resultan fuertes de leer. Estamos tan acostumbrados al significado negativo que socialmente les hemos dado, que apuesto creíste que soy alguien insoportable.

Hoy quiero retar los significados que le hemos dado a estas palabras y su connotación. Lo más práctico es explicarte cómo me describen a mi.

Interesada, porque no hago cosas sin esperar nada a cambio. Espero una sonrisa, o algo que me deje saber que después de compartir tiempo conmigo, tu vida de alguna manera es mejor.

Egoísta, porque solo hago las cosas que me hacen feliz. Descaradamente. Conservo las amistades que solo me dan abrazos, amor incondicional y muchas risas. Conservo los lazos con quienes me dejan ser yo y dejo ir a aquellos que no se sienten bien en mi presencia. Egoísta porque me hace feliz el ver feliz a alguien y esas son las relaciones que quiero promover. Egoísta porque, al saber que mi presencia en tu vida aumenta tus niveles de risa, optimismo y entusiasmo, quiero siempre más de eso. No solo soy egoísta, sino contagiosamente egoísta. Me gustaría que todos “enfermaran” de este tipo de egoísmo.

Manipuladora, porque cuando veo tu luz y tu genialidad no puedo más que usarla para acercarme a ti. Me gusta cómo reaccionas cuando te digo las cosas que veo en ti, que de pronto tú, has pasado por alto. Me regocijo de ver cómo caes en “mi trampa” y te crees todas las verdades que pienso de ti.

Impaciente, porque el tiempo se me hace corto para verte triunfar. Es más, mientras escribo esto me pregunto si no debería estar llamándote para recordarte que ya es tiempo de dar ese paso que no has tomado.

Me acuso. Soy todo esto y más. Finalmente, una confesión más: soy muy presumida. Me gusta saber que leíste hasta el fin de este artículo y que logré captar tu atención.

¿Viste cuántas veces podemos malinterpretar las cosas?

Diseña la vida que deseas con PSYCH-K® creencias

Diseña la vida que deseas con PSYCH-K®

Nuestras creencias son el sistema operativo que nos da como resultado la realidad que vivimos. Si en nuestro sistema de creencias está que la vida es complicada y la gente es mala, ¿adivina qué es lo que te encuentras en todas partes?.  Si en cambio, queremos transformar nuestro sistema de creencias para soltar los filtros que nublan el entendimiento de lo que es, podemos tomar pasos valientes para retomar nuestro poder personal y empezar a ver la vida como queremos que sea, en lugar de conformarnos con los programas desactualizados que heredamos de nuestros padres, educadores y autoridades sobre cómo se supone que la vida debería ser.  La vida es lo que hacemos de ella, somos diseñadores, no víctimas. #Creencias #PSYCHK Click To Tweet

 

Si estás listo para tomar en tus manos la parte que te corresponde, entonces estás listo para conocer sobre PSYCH-K®, una forma única y directa para cambiar creencias subconscientes que perpetúan antiguos hábitos de pensamiento y de comportamiento que quieres cambiar.  Es un proceso simple que te ayuda a comunicarte con tu mente subconsciente para cambiar las creencias que limitan tu auto-estima, relaciones, desempeño laboral e incluso tu salud física y mucho más!  Infórmate aquí sobre próximos talleres en Guatemala.

Finalmente, un pequeño regalo que encontré en internet: SIMPLICIDAD + CLARIDAD = ENTENDIMIENTO

 

Lecciones de vida desde mi cómoda sillita de playa

Estaba yo frente a mi computadora, tan cómoda como si estuviera sentada en una sillita de playa, teniendo una de esas conversaciones de trabajo como lo hago siempre. Durante una conversación de negocios, usando el corazón y asoleando mi trabajo, un desconocido me hizo un gran regalo. Me tiró al mar justo cuando venía una gran ola. Con raspones en el orgullo, pero con inmensa gratitud, empiezo a ver el mar con otros ojos.

sillita de playaHay verdades que nos llegan como olas que nos arrastran y nos dejan adoloridos. Cuando logramos levantar la mirada, podemos encontrarnos intranquilos y asustados. Esas olas vienen para despertarnos y no para ahogarnos. Tenemos la opción de enojarnos y odiar al mar por lanzarnos esa ola que nos sacó por completo de nuestra cómoda sillita de playa. O podemos aprovechar la situación para ponernos en serio con nosotros mismos y contruir algo con la suficiente fortaleza para permitirnos disfrutar el mar, el sol, el aire… y que para cuando haya tormenta, también sea nuestra fortaleza.

Lo que la gente nos dice – o no nos dice – puede dolernos, pero depende de nosotros si vemos en ello un regalo o una ofensa. Luego de un par de raspones y confusión, desaprobarnos a nosotros mismos no tiene ninguna utilidad. Tampoco la tiene el rebuscar en el pasado y tratar de entender en dónde me equivoqué. Estoy aquí, tomar mi poder personal y una buena decisión sobre hacia dónde quiero ir, es lo único que importa. Click To Tweet

P.D.: Me encanta la playa. Aunque a veces haya mal clima y la arena raspe. Porque también brilla el sol y ocurren cosas maravillosas, si estamos dispuestos a verlas.

[wysija_form id=”1″]

¿Eres un Game Changer?

Se necesitan más Game Changers en el mundo.

Hace unos días decidí concretar en palabras lo que venía rondando en mi cabeza desde hace semanas, pero para lo cual no había encontrado un término que hiciera sentido.  Por casualidad (lo digo por supuesto con tono irónico) encontré un mail que contenía la palabra principal de este artículo: GAME CHANGER.

Me habían recomendado hace años la película Money Ball y no puse atención. La vi hace un par de meses y me identifiqué profundamente con el protagonista de la historia. Un “veterano” de la industria del baseball que un día decide romper los esquemas y hacer cosas que sus colegas llamaron una locura, una insensatez… Y es que los primeros en cruzar la pared son los que se ensucian…

Tengo 24 años en la industria publicitaria y tengo 10 años de enfrentarme cada día a mi voz interior que me dice “no más de lo mismo”. Las piezas se van formando y la madurez y la experiencia van nutriendo el terreno. Hoy día no me considero publicista (aunque para propósitos legales, eso sigo siendo). Soy una “game changer” y ciertamente mi carrera se ha ido transformando conmigo.

No más de lo mismo.  Hace un par de años tomé la decisión de no rendirme hasta encontrar en esta nueva etapa de mi carrera,  la misma chispa que en mis años de novata en Leo Burnett en los 90´s me daba la energía para trabajar incansablemente por “alcanzar las estrellas”. Dios bendiga a Leo.

Hoy mis estrellas son diferentes. Cambié mi juego. Hoy día me enfoco a apoyar a visionarios emprendedores, a darles herramientas y conocimientos para que cambien su propio juego. Debo confesar que siempre me ha gustado salirme del rebaño, adelantarme a mi tiempo y curiosear sobre lo “misterioso” simplemente porque el déficit de atención ante lo normal es más poderoso que yo.

Se que habemos muchos más Game  Changers en el mundo.  Yo hago mi parte haciéndome visible. Encontrar la razón “sagrada” de nuestra profesión, marca el día en el que el trabajo es una inspiración y no una obligación. Necesitamos más empresas conscientes. Más líderes conscientes. Más #emprendedores conscientes. Click To Tweet

Game Changer

Misión profesional Mariela Quintero – Atomica Team

Necesitamos más Game Changers.

Más marcas conscientes con comunicación consciente.

Hay que cambiar la percepción para poder ver lo que otros no pueden o no quieren, para admirarnos de lo que está frente a nuestros propios ojos y recién estamos aprendiendo a considerar como una posibilidad.  Hay que mantener la curiosidad ante el potencial de lo que aún no conocemos, pero que está sembrado como una semilla dentro de nosotros. Eso es, atrevernos a creer y confiar en que hay una estructura diferente, otro tipo de mentalidad, una forma alternativa de hacer las cosas que, que puede sorprendernos y darnos una visión totalmente transformada de la vida como la conocemos.

Gracias por leer. Estoy en Twitter como @atomicasocial y @mquniverse, curiosa por intercambiar ideas y formas de cambiar el juego. Play ball!

Cuando estoy a mi favor

“Mi lucha ha terminado. Estoy en armonía conmigo misma”.

Una meditación de 20 minutos guiada por Deepak Chopra hoy por la mañana, trajo a mi consciencia esta noción.

Dos frases aparentemente simples, pero que envuelven para mi, un inmenso tesoro. Entender que pasé una buena parte de mi vida luchando con los “deberías de”, los “tengo que” y otras formas de lenguaje y pensamiento limitante, y que ahora puedo hacer las paces conmigo misma y estar a mi favor… es sencillamente, un “aha moment” que apenas está revelándome el regalo que me trae.

blog-23-3-frases-mquniverse

Las constantes voces en nuestro interior (las creencias que tenemos sobre la vida, la gente, el dinero, las cosas, el trabajo, los clientes, etc) pueden ser agotadoras si están en contraposición a nuestro libre albedrío. Crecimos con un sistema de creencias programado socialmente para llenar las expectativas de otros. Es de esperar entonces, tener un debate interno entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos.  El objetivo es unificarlos para llevar una vida más congruente y por lo tanto, feliz.

Cuando lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos están en disonancia, es como si estuviéramos divididos. Esa idea le da otra dimensión a la frase “divide y vencerás”. Cuando lucho conmigo misma, es como estar dividida. Pero cuando estoy a mi favor, dejo que las cosas fluyan en lugar de resistirme y luchar.

Cuando estoy a mi favor, uso todos mis recursos, ideas y genialidades para mi bienestar. Cuando estoy a mi favor, observo, escucho, pienso y me comunico mejor. Cuando estoy a mi favor, me acepto total e incondicionalmente. Cuando estoy a mi favor, puedo ver que los únicos obstáculos están en mi manera de percibir las cosas, y para cambiar eso tengo la libertad y las herramientas para transformarlo. Cuando estoy a mi favor, fluyo con la vida y la vida fluye en mi. #SoyLibre Click To Tweet

Así que cada día puedo empezar el día eligiendo ser mi mejor aliada. ¿Cuántas cosas podría lograr si estoy siempre a mi favor y en armonía conmigo misma?

¿Qué tipo de “chapín” sos?

Hay varios tipos de chapín:

1. el que no se entera o hace como que no se entera = no actúa
2. el que se entera pero está muy cómodo en su status quo = no actúa
3. el que no se quiere enterar = no actúa
4. el que se entera y pero no lo considera su problema = no actúa
5. el que se entera y siente miedo = no actúa
6. el que se entera y habla al respecto, critica y condena pero = no actúa
7. el revoltoso que sin ponerse en contexto primero ¡y actúa!
8. el que no sabe, pero irresponsablemente ¡actúa!
9. el oportunista que toma ventaja de que los del 1 al 8 están ausentes o son manipulables
10. el que no cabe en ninguna de estas categorías: es un guatemalteco que se hace responsable de sí mismo y su círculo más próximo, quiere trabajar y prosperar honestamente, sirve a su país, siente más miedo de quedarse de brazos cruzados que intentar algo nuevo que pueda funcionar, que sabe que aportar ALGO es mejor que hacer como que no pasa nada mientras se esconde en su burbuja.

SOY GUATEMALTECA DEL TIPO 10, trabajo para mi, mi familia y mi país. Trabajo para prosperar, para ser feliz, para servir a Dios y para contribuir. El miedo no me hará quedarme de brazos cruzados. Siempre tengo algo que aportar a mi país, así sea oración comprometida, crear fuentres de trabajo, respetar la constitución, … ¡Pero para Recibir hay que Dar…Algo! Este país que nos provee del hogar que tenemos necesita que le demos algo… pero no la espalda. No todos tenemos vocación de manifestar, pero TODOS debemos aportar. La indiferencia no es la solución a la corrupción ni llevará mágicamente al país por el lugar “que desea nuestro corazón” sino estamos dispuestos a ACTIVAMENTE hacer algo. Oración, terapia, misas, cultos, constelaciones, etc — son formas maravillosas de contribuir, pero hasta en eso se necesita COMPROMISO. No todos somos guerreros, no todos pacifistas, no todos empresarios, no todos empleados, no todos pobres, no todos ricos, no todos malos, no todos buenos… PERO SEAMOS TODOS GUATEMALTECOS TIPO 10. De lo contrario nunca habrá “alguien” como dice un comercial por ahi “que trabaje por Guatemala” como si fuera responsabilidad de uno. Es resposabilidad de todos los chapines, no de unos cuantos del tipo 9. DESPERTEMOS y hagamos cada uno su parte, con los talentos que Dios le dió a cada uno.

No esperes a que el mundo a tu alrededor cambie,… CAMBIA TÚ.

No puedo hacer el énfasis suficiente en la importancia de manejar el stress de manera consciente y eficiente.

“Stress” no es solamente estar preocupados, es vivir tan acostumbrados a un estado de autoexigencia y pendientes a los estímulos y situaciones externas, que cedemos casi incondicionalmente nuestra paz…. Los efectos constantes en nuestro eje neuroendocrino, la falta de sueño, el no saber parar…

POR FAVOR, pongamos en nuestro listado de PRIORIDADES para el 2015, el ejercicio, la distracción, la buena alimentación, LA SALUD, la auto-realización y el ser felices. El stress no es lo que nos sucede, sino la respuesta a lo que sucede. Aprendamos técnicas para manejarlo, no dejemos que nos maneje el stress a nosotros.

Se estima que el 90% de las enfermedades están derivadas del stress… de la falta de perdón… de las emociones ignoradas que se somatizan como enfermedades que nos impiden vivir plenamente: cáncer, dolores crónicos, artritis, hipertensión, etc ¿Es esto lo que deseamos? No lo creo. Solo que antes no lo sabíamos. La buena noticia es que tomar consciencia de nuestro nivel de stress nos permite verlo y trabajar en ello. Aprendamos técnicas de manejo de stress y no permitamos que la vida nos atropelle.

Personalmente recomiendo la meditación y el ejercicio como métodos infalibles para reducir el stress. Sin embargo hay otras técnicas más específicas que van a lo profundo de las emociones y las creencias, ayudándonos a resolver traumas del pasado, conflictos con nosotros mismos y los demás, sanar heridas emocionales del pasado y patrones de conducta autodestructivos.  En muchas ocasiones, vivimos en stress por lo que algo que sucedió en el pasado o con ansiedad por lo que nos preocupa del futuro.

El primer paso para retomar nuestro poder ante el stress es vivir en el aquí y el ahora, y darle nuestro mejor esfuerzo.  Así que si hay algo que resolver, alguien a quien perdonar, algo que dejar ir: Hazlo y punto. No esperes a que “pase”… porque no va a suceder. Toma el control tú. No quieras cambiar tu vida cuando recibas un diagnóstico médico que te obligue a cambiar; recuerda que EL CUERPO GRITA LO QUE LA BOCA CALLA. >>> No esperes a que el mundo a tu alrededor cambie,… CAMBIA TÚ.

Para más información sobre cómo manejar el stress, visita estos links:

Manejo del Stress – Potencial Total – TDALearning

JIVA, Centro de Terapias Alternativas

Gracias por tomarte en serio tu vida, en dedicarte a ser feliz y darte lo mejor cada día.

NAMASTÉ. IN LAK ECH.

Hay que atrevernos

“Todo lo que quieres en la vida está fuera de tu zona de confort” – Robert Allen

Leemos constantemente sobre el éxito y la consecución de metas. Admiramos a la gente que cuenta sus historias y testimonios que pueden parecer heróicos. Ciertamente suenan a hazañas, pero en todo esto hay un componente muy simple: la toma de una decisión o la elección por algo que a ojos ajenos podía parecer muy lejano, impensable o hasta imposible.

He incorporado a mi perfil profesional en redes sociales un nuevo renglón: Quiropráctica y Acupunturista, co-fundadora de JIVA, Centro de Terapias Alternativas. Hay gente que me ha felicitado y se alegra por esta nueva faceta de mi vida, otros que se preguntan qué va a pasar con mi carrera de más de 20 años en publicidad, y otros que no logran ver la relación entre uno y otro, o que creen que tengo demasiadas cosas entre manos.  Todos tienen algo de razón.

Simplemente me apasiona el tema y creo tener un gran potencial para crecer en este mundo maravilloso de la medicina natural y las terapias altenativas (seguramente escribiré a profundidad en futuras entradas a mi blog), de la misma manera como lo he hecho en el campo de la comunicación y el mercadeo.  Ciertamente tengo muchas cosas en mis manos: dos niños, un socio de vida, tres empresas, un hogar, una nueva carrera, dos perros, un deporte algo descuidado, familia y amigos, tres blogs … y no sé cuántas cosas más.  No las tengo por arte de magia ni por obligación, las tengo todas por opción.  Algunas cosas hay que conservar, otras hay que evaluar, otras re-plantear, otras hay que soltar.

La razón de este artículo no es contar las razones personales por las cuales estoy haciendo un enorme espacio en mi vida para una nueva carrera y estilo de vida. La razón de este artículo es extender una invitación desde lo más sincero de mi corazón, a todos aquellos que han creido que ya es demasiado tarde para a emprender algo nuevo, que creen no tener tiempo, que dudan, que creen que no podrían, que no se atreven… A QUE VAYAN Y LO HAGAN.

Atreverme a ser algo más que publicista es una de las decisiones más valientes que he tomado. En su tiempo lo fue casarme, o tener hijos, o divorciarme. Somos seres en constante evolución y por lo tanto, vivimos tomando decisiones – querramos verlo o no. Yo los invito a dejar de tomar decisiones y ELEGIR su vida “À la carte”. Cuando las imposiciones sobre lo que debemos ser están a la orden del día, yo los invito a crear su propio menú.  Puede no gustarle a otros pero lo importante es que los haga felices a ustedes, de la manera más ecológica posible. Hay momentos en la vida en los que hacer eso que todos llaman locura, es la cosa más cuerda por hacer. Solo nosotros sabemos lo que nos hace felices y lo que nos expande. Regularmente vivimos en espacios pequeños donde no podemos elegir lo que queremos porque tenemos demasiados contratos y lealtades que honrar.  ¿Cuántas veces hemos dejado de hacer algo por vergüenza, por falta de validación o por condicionamientos sociales? No es un asunto de dinero, tiempo, permiso o conocimientos… es un tema de saber ELEGIRnos a nosotros primero (podríamos empezar a aprender ya a hacerlo, no creen?). No importa si no es lógico, pero si nos (re)mueve todo por dentro, es inminente que algo que deseamos suceda. No pidamos permiso al mundo, démonos permiso a nosotros mismos primero.

Escéptico:  – ¿Y si no pasa…?

Visionario: – ¿Y si en efecto pasara…?

Atrévanse, a cambiar y a aprender. Atrévanse, a perdonar y recomenzar. Atrévanse, a soltar los viejos puntos de vista y creer cosas nuevas. Atrévanse, a iniciar una nueva carrera, a una nueva relación (con ustedes mismos o con otros), a un nuevo deporte, a una nueva destreza, a un nuevo color, una nueva afición, etc.  No permitan que nada ni nadie decida, lo que ustedes podrían estar ELIGIENDO.

La diferencia entre elegir y decidir es muy sencilla.  Elegimos lo que hace bien a nuestro corazón, lo que expande nuestras vidas. De pronto hoy no está disponible, pero elegir “lo” lanza una señal que viaja de nuestro corazón al inventario de posibilidades del universo y al corazón de Dios, para que todo confabule por hacerlo realidad.  Decidir es solo poder ver lo que existe en el minúsculo catálogo de lo creado por “la realidad”.  Quien no sueña no puede crear más allá de la realidad.

Los invito a atreverse a elegir. Los invito a que dejen de ver el tiempo como una limitante y empiecen a verlo como una posibilidad. Atrévanse a hacer y ser eso que viene gestándose como una pequeña semilla de manifestación en sus corazones.

¿Quieren un verdadero regalo de Navidad? Dénselo ustedes mismos y ATRÉVANSE a SER todo lo que deseen ser. En este proceso, serán también un regalo y una inspiración para todos aquellos cuyas vidas tocan diariamente.

NAMASTÉ. IN LAK ECH.

Recuerden… “Las oportunidades aumentan a medida que se aprovechan” – Sun Tzu

Cuando el gigante se pone zapatos

Retumba el suelo, se siente el frío de su sombra y dudamos de cada movimiento. No vaya a ser que se fije en nosotros. El es un gigante con zapatos, que no tiene otra cosa que hacer que salir a asustar a los niños los sábados por la tarde. El gigante está aburrido, quiere jugar pero nadie se atreve.

Se pone zapatos porque sus pies son muy delicados. Un día, un niño muy inteligente lo descubrió y le puso tachuelas, cuando el gigante no se puso zapatos, pizó una y se desinfló. Lo que quedó fue un enanito gruñón que no sabía sonreír.

Algunos aún se asustan los sábados pensando que el gigante se puso zapatos. Lo cierto es que el enanito gruñón se roba nuestros zapatos y camina en nuestra cabeza. Todo retumba pero nada es cierto. Se trata del enanito que no ha aprendido a sonreír.

De pronto el niño inteligente que llevamos dentro le pincha los pies y lo sienta a platicar. Le dice que ya no es divertido jugar a asustar. Le dice que mejor use los zapatos para bailar.

Cuando oigas los pasos del gigante con zapatos, recuerda que está ahí para bailar contigo y no para asustar.

IMG_4609.JPG

La muerte de la oruga

Hoy murió una oruga.

Hoy nació una mariposa.

Dejé ir la caparazón que me ocultaba, que me mantenía suspendida. Dejé ir la noción de necesitar la aprobación de mi sangre. Dejé ir la obsesión por ser aceptada, que había subsistido a costa de la salud de mi alma. Solté las cadenas del afán por querer complacer a quien no se complace con nada, más que la total rendición de lo que soy.

Hoy nació una mariposa. Y en sus alas voy a volar tan alto y tan libre como pueda imaginar.

Soy libre, no necesito la aprobación de nadie.  Ya no tengo que ocultarme. Ya no tengo que negarme a mi misma para conquistar un arcoiris que no es mío.

Libre, ¡y qué a propósito!… hoy, en el día de la independencia de mi país, yo me independicé de la opinión de quien no me conoce, no me entiende, o de quien me teme.  Como dice nuestro himno nacional, “antes muerto que esclavo será”. Pero no tuve que morir, solo dejé morir a la oruga, con su caparazón vieja y percudida, de una talla que ya no me quedaba, de un color que ya no me gustaba.

Hoy murió una oruga.  Hoy nació una mariposa.

muerte oruga nacimiento mariposa