Liderazgo Personal: atreverse a pesar de la imperfección

Liderazgo personal Be your own leader #personalbrandingpro #marcapersonal #liderazgo
Encontré una imagen que hablaba de las características de un buen líder. Parecía hablar de un tipo de persona, muy difícil de encontrar. Alguien que hubiera trascendido todos los obstáculos personales. 

Entonces pensé “este que se trata de vivir siempre en el presente, por ejemplo, no lo vivo al 100%… tampoco el de actuar siempre con amor, porque a veces me enojo (y mucho)… o este, el de creer siempre en la humanidad, para que mentir, a veces hay gente a la que le pierdo la fe…”.

¿Eso significa que si no tengo las características el 100% del tiempo, no soy un buen líder?

Personalmente, creo que donde no hay amplitud para la imperfección humana, no hay espacio para el crecimiento. No la podemos exigir, ni la podemos garantizar.

Un buen líder para mi, es alguien que efectivamente hace su mejor esfuerzo por vivir estas características— y que aunque caiga eventualmente, siempre se levanta. El tema no es ser un líder perfecto, es atreverse a asumir el rol a pesar de nuestras imperfecciones. Y en el proceso dejarnos pulir, formar y fortalecer.

  1. Valentía
  2. Pasión
  3. Integridad
  4. Fuerza Emocional
  5. Vivir en el presente
  6. Lenguaje poderoso
  7. Tener fe
  8. No definirse por las circunstancias
  9. Creer en la humanidad
  10. Sostenidos por el amor

A esta lista yo le agregaría varias otras destrezas importantes:

  • Saber RECIBIR ayuda
  • Elegir ser amable y valiente al mismo tiempo, eso si que es una destreza (working on it)
  • Complementario del anterior, elegir ser valiente sobre mantenerse cómodo
  • Permitirse llorar
  • Permitirse equivocarse
  • Permitirse ser vulnerable
  • Permitirse no saber siempre qué hacer, qué decir, qué sentir
  • Poner límites claros
  • Dejar ir y perdonar
  • Saber estar solo
  • Saber hacer nada
  • Saber meditar

Lo que si puedo aseverar es que cualquier persona que busque con tenacidad a su líder interno lo encontrará. No hay verdadero liderazgo de equipos sin liderazgo personal.

Hay líderes cuyo potencial está en encontrar a su tribu. ¿Tú, ya encontraste a la tuya?

No siempre estoy feliz

No siempre estoy feliz. A veces lloro y me enojo. A veces dudo y me cuestiono todo. Pero siempre mantengo la mente abierta y el corazón dispuesto para abrazar la vida y sonreír, a pesar de todo. Tengo el don del optimismo, de creer en milagros y de ver lo bueno de la gente, lo vulnerable, lo rescatable. No me gusta guardar rencores, ocupan mucho espacio en el alma. Prefiero soñar despierta que estar dormida en la realidad. Creo que los seres humanos somos capaces de maravillosas y valientes acciones… si tan solo alguien nos lo recuerda a diario. Ese es mi modesto plan para mis hijos: mostrarles de lo que son capaces, aunque toda una cultura diga “para qué cambiar las cosas, si siempre se han hecho así”.

No siempre estoy feliz. Pero siempre sé que #feliz es mi etiqueta original. Solo necesito recordarlo a diario. Esa es mi tarea diaria. Recordar………………..

Diálogos conmigo misma, MQ 2019

Que todos sean ricos y famosos (no garantiza nada)

Espero que todos puedan volverse ricos y famosos y tener todo lo que soñaron, para que se den cuenta de que esa no es la respuesta. – Jim Carrey
Cada día estoy más de acuerdo con esta frase. Quisiera que más gente leyera el libro Conscious Capitalism y entendiera que el dinero no es el responsable de nada. Si yo quiero portarme bien lo hago con o sin dinero. Si tengo buen corazón, lo tengo con o sin dinero. Si quiero tener una empresa donde la integridad prevalezca, la tengo con o sin clientes. Cualquiera con sentido común, amor por el prójimo y consciencia de que al final no somos dueños de nada — sea un pequeño empresario que llega justo a la quincena u otro que tiene para dar a manos llenas — puede ser un capitalista consciente…
Capitalista consciente es el que quiere generar bienestar para si mismo y todas las partes involucradas. Quien solo quiere el dinero para si mismo a costillas del otro para empobrecerlo mientras él tiene más y más dinero, no es capitalista, es un idiota. Si un idiota en la calle me tira el carro, no tiene sentido recriminarle algo al carro, sino al idiota que lo maneja. Mismo sentido con el dinero. Hay un montón de idiotas allá afuera con y sin dinero. Escupirle al dinero por el mal uso que hacen algunos de el, no hace malo al dinero (solo es energía). El dinero no nos hace mejores, simplemente amplifica lo que ya somos. Click To Tweet Hagan sus cuentas. La gente saca a relucir sus verdaderos colores, con o sin dinero; a veces mal sin él, a veces peor con él…. También hay quienes sin un centavo brillan su generosidad e integridad, y luego la vida les da en abundancia y lo que tocan se multiplica para crear felicidad y posibilidades para sí mismo y los demás. Entonces no es cuestión de dinero, es cuestión de quién soy como ser humano. Las etiquetas están de más… si estás dispuesto a cambiar tus creencias sobre lo bueno y malo del dinero y del que lo tiene o no lo tiene.

Cuando estoy a mi favor

“Mi lucha ha terminado. Estoy en armonía conmigo misma”.

Una meditación de 20 minutos guiada por Deepak Chopra hoy por la mañana, trajo a mi consciencia esta noción.

Dos frases aparentemente simples, pero que envuelven para mi, un inmenso tesoro. Entender que pasé una buena parte de mi vida luchando con los “deberías de”, los “tengo que” y otras formas de lenguaje y pensamiento limitante, y que ahora puedo hacer las paces conmigo misma y estar a mi favor… es sencillamente, un “aha moment” que apenas está revelándome el regalo que me trae.

blog-23-3-frases-mquniverse

Las constantes voces en nuestro interior (las creencias que tenemos sobre la vida, la gente, el dinero, las cosas, el trabajo, los clientes, etc) pueden ser agotadoras si están en contraposición a nuestro libre albedrío. Crecimos con un sistema de creencias programado socialmente para llenar las expectativas de otros. Es de esperar entonces, tener un debate interno entre lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos.  El objetivo es unificarlos para llevar una vida más congruente y por lo tanto, feliz.

Cuando lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos están en disonancia, es como si estuviéramos divididos. Esa idea le da otra dimensión a la frase “divide y vencerás”. Cuando lucho conmigo misma, es como estar dividida. Pero cuando estoy a mi favor, dejo que las cosas fluyan en lugar de resistirme y luchar.

Cuando estoy a mi favor, uso todos mis recursos, ideas y genialidades para mi bienestar. Cuando estoy a mi favor, observo, escucho, pienso y me comunico mejor. Cuando estoy a mi favor, me acepto total e incondicionalmente. Cuando estoy a mi favor, puedo ver que los únicos obstáculos están en mi manera de percibir las cosas, y para cambiar eso tengo la libertad y las herramientas para transformarlo. Cuando estoy a mi favor, fluyo con la vida y la vida fluye en mi. #SoyLibre Click To Tweet

Así que cada día puedo empezar el día eligiendo ser mi mejor aliada. ¿Cuántas cosas podría lograr si estoy siempre a mi favor y en armonía conmigo misma?