A veces es tan importante la claridad que nos llega abruptamente. Es tan necesaria que se hace paso entre la confusión.  Es tan nuestra que nos grita en la cara. Es tan oportuna que llega cuando en nuestra agenda ya no hay tiempo para otra cosa.

Hablando de agendas… que nuestra vida sea conducida por el sentido de propósito (que está hecho a la medida de nuestros sueños y no de los sueños de los demás) y que los temas en nuestra agenda, giren al rededor del ese propósito. Gracias por mostrarte las cosas con claridad Señor…, eso hace que comprenda el camino con el corazón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.