“Todo lo que quieres en la vida está fuera de tu zona de confort” – Robert Allen

Leemos constantemente sobre el éxito y la consecución de metas. Admiramos a la gente que cuenta sus historias y testimonios que pueden parecer heróicos. Ciertamente suenan a hazañas, pero en todo esto hay un componente muy simple: la toma de una decisión o la elección por algo que a ojos ajenos podía parecer muy lejano, impensable o hasta imposible.

He incorporado a mi perfil profesional en redes sociales un nuevo renglón: Quiropráctica y Acupunturista, co-fundadora de JIVA, Centro de Terapias Alternativas. Hay gente que me ha felicitado y se alegra por esta nueva faceta de mi vida, otros que se preguntan qué va a pasar con mi carrera de más de 20 años en publicidad, y otros que no logran ver la relación entre uno y otro, o que creen que tengo demasiadas cosas entre manos.  Todos tienen algo de razón.

Simplemente me apasiona el tema y creo tener un gran potencial para crecer en este mundo maravilloso de la medicina natural y las terapias altenativas (seguramente escribiré a profundidad en futuras entradas a mi blog), de la misma manera como lo he hecho en el campo de la comunicación y el mercadeo.  Ciertamente tengo muchas cosas en mis manos: dos niños, un socio de vida, tres empresas, un hogar, una nueva carrera, dos perros, un deporte algo descuidado, familia y amigos, tres blogs … y no sé cuántas cosas más.  No las tengo por arte de magia ni por obligación, las tengo todas por opción.  Algunas cosas hay que conservar, otras hay que evaluar, otras re-plantear, otras hay que soltar.

La razón de este artículo no es contar las razones personales por las cuales estoy haciendo un enorme espacio en mi vida para una nueva carrera y estilo de vida. La razón de este artículo es extender una invitación desde lo más sincero de mi corazón, a todos aquellos que han creido que ya es demasiado tarde para a emprender algo nuevo, que creen no tener tiempo, que dudan, que creen que no podrían, que no se atreven… A QUE VAYAN Y LO HAGAN.

Atreverme a ser algo más que publicista es una de las decisiones más valientes que he tomado. En su tiempo lo fue casarme, o tener hijos, o divorciarme. Somos seres en constante evolución y por lo tanto, vivimos tomando decisiones – querramos verlo o no. Yo los invito a dejar de tomar decisiones y ELEGIR su vida “À la carte”. Cuando las imposiciones sobre lo que debemos ser están a la orden del día, yo los invito a crear su propio menú.  Puede no gustarle a otros pero lo importante es que los haga felices a ustedes, de la manera más ecológica posible. Hay momentos en la vida en los que hacer eso que todos llaman locura, es la cosa más cuerda por hacer. Solo nosotros sabemos lo que nos hace felices y lo que nos expande. Regularmente vivimos en espacios pequeños donde no podemos elegir lo que queremos porque tenemos demasiados contratos y lealtades que honrar.  ¿Cuántas veces hemos dejado de hacer algo por vergüenza, por falta de validación o por condicionamientos sociales? No es un asunto de dinero, tiempo, permiso o conocimientos… es un tema de saber ELEGIRnos a nosotros primero (podríamos empezar a aprender ya a hacerlo, no creen?). No importa si no es lógico, pero si nos (re)mueve todo por dentro, es inminente que algo que deseamos suceda. No pidamos permiso al mundo, démonos permiso a nosotros mismos primero.

Escéptico:  – ¿Y si no pasa…?

Visionario: – ¿Y si en efecto pasara…?

Atrévanse, a cambiar y a aprender. Atrévanse, a perdonar y recomenzar. Atrévanse, a soltar los viejos puntos de vista y creer cosas nuevas. Atrévanse, a iniciar una nueva carrera, a una nueva relación (con ustedes mismos o con otros), a un nuevo deporte, a una nueva destreza, a un nuevo color, una nueva afición, etc.  No permitan que nada ni nadie decida, lo que ustedes podrían estar ELIGIENDO.

La diferencia entre elegir y decidir es muy sencilla.  Elegimos lo que hace bien a nuestro corazón, lo que expande nuestras vidas. De pronto hoy no está disponible, pero elegir “lo” lanza una señal que viaja de nuestro corazón al inventario de posibilidades del universo y al corazón de Dios, para que todo confabule por hacerlo realidad.  Decidir es solo poder ver lo que existe en el minúsculo catálogo de lo creado por “la realidad”.  Quien no sueña no puede crear más allá de la realidad.

Los invito a atreverse a elegir. Los invito a que dejen de ver el tiempo como una limitante y empiecen a verlo como una posibilidad. Atrévanse a hacer y ser eso que viene gestándose como una pequeña semilla de manifestación en sus corazones.

¿Quieren un verdadero regalo de Navidad? Dénselo ustedes mismos y ATRÉVANSE a SER todo lo que deseen ser. En este proceso, serán también un regalo y una inspiración para todos aquellos cuyas vidas tocan diariamente.

NAMASTÉ. IN LAK ECH.

Recuerden… “Las oportunidades aumentan a medida que se aprovechan” – Sun Tzu

4 Responses

  1. Nuevamente, Mariela, otro artículo tuyo que me agrada y me hace sentir que algunas “locuras” que he hecho últimamente no son tales. Son nuevas experiencias, el no quedarse de brazos cruzados esperando que la vida pase bajo mis pies, dejándome envejecer física y mentalmente sin aprovechar todos los dones que Dios me ha dado. Hace muchos años decidí qué quería hacer en mi vida, y tomé decisiones que poco a poco cambié por decisión propia, o porque las circunstancias lo hicieron conveniente. Como tú, estudié Mercadeo y Publicidad, sólo para descubrir que ese no era mi mundo, sino la Contabilidad. Muchos años después y algo cansada de eso opté por entrar al mundo de la Traducción, que por algunas razones no pude desarrollar del todo, y luego casi sin darme cuenta encontré lo que en realidad me apasiona: la costura. En el patchwork he encontrado mi verdadera y completa realización, como quilter, como artista y como maestra, y es lo que quisiera seguir haciendo por mucho tiempo más. Pero el mundo da sorpresas y quién me hubiera dicho que la vida me pondría en las manos una oportunidad que no dudé en aprovechar, a pesar de que muchos pensarían: ¿qué hace una mujer mayor, que nunca en su vida ha tomado clases de baile, comprando una Academia de baile español? Punto importante es contar con una hija que sí es experta en el arte y sin cuya ayuda no podría sacarla adelante, y que es además excelente coreógrafa y maestra. Visto así, eso no es ninguna maravilla, pero que esa hija me propusiera aprender, a estas alturas, a bailar como siempre me gustó, salir de mi zona de confort para superar las dolencias y limitaciones físicas, la vergüenza de subir a un escenario, y vivir la experiencia de mostrar a un amable público que con esfuerzo y voluntad es posible lograr un sueño, eso no tiene precio. Y en ese momento de aplausos y sonrisas, resonaban en mi mente unas palabras que he escuchado por allí… “juarels is posibul?” Gracias, TQM.

  2. Gracias Pancho e Irene, por sus comentarios y su cariño. Siento mucha gratitud por tener la oportunidad de escribir y más aún por tener gente como ustedes a quien admiro mucho, que disfruten lo que pienso y expreso.

Leave a Reply

Your email address will not be published.