fbpx
92 / 100

“Esfuerzo” no es una mala palabra.

significado de esfuerzo. ikigai.
Muchas personas evitan el esfuerzo (incluso decir la palabra) porque (equivocadamente) piensan que no es un concepto expresado en "positivo".
Esfuerzo. Sustantivo masculino.
 
Según el diccionario de Google, significa “Acción de emplear gran fuerza física o moral con algún fin determinado.”
 
Si bien la definición es correcta, el significado queda oculto. Esto sucede a menudo con palabras de uso común, y que pocos tienen la curiosidad de ir más profundo para conocer su verdadero valor. Una de las cosas que más disfruto de analizar la etimología de las palabras, es que adquieren nuevos significados y más relevancia en la comunicación. 
 
Mientras más clara la comunicación, mayor relevancia, mayor empatía, mayor conexión. 
 
Etimológicamente esta palabra esfuerzo está formada de tres partes:
 
Ex = Hacia afuera
Fortis = Fuerza
O = Efecto
 
Entonces, el esfuerzo en si no es ni malo ni bueno. Venimos al mundo a través de la fuerza de adentro para nacer en el exterior. Es decir, el esfuerzo es una de las primeras acciones que un ser animado usa para vivir. El ser humano, usa el esfuerzo para lograr algo que quiere.
 
Así que cada uno elige por qué o por quién se esfuerza. El trabajo se siente un gran esfuerzo cuando NO hacemos lo que nos hace felices. El trabajo se siente como algo edificante, divertido (y hasta sin esfuerzo) y gratificante cuando estamos sintonizados con nuestras fortalezas y talentos; es decir, con nuestro propósito.
 
Muchos se pasan la vida sin conocer su propósito o verdadero llamado, y su esfuerzo los agota. Para sintonizarnos, podemos ayudarnos de un terapeuta o coach, meditar, encontrar un guía espiritual, o simplemente desarrollar un alto nivel de autoconocimiento.
 

En una sociedad que valora demasiado el coeficiente intelectual y no educa para la inteligencia emocional, pienso que el esfuerzo sin un propósito superior es una pérdida de tiempo (y de vida).

La pregunta que me gustaría hacerte hoy es, ¿para qué o quién estás esforzándote? ¿te da paz o stress? ¿crees que tu esfuerzo está ligado a qué tan “bueno” eres?
 
Hay una línea de pensamiento que dice que el esfuerzo es virtuoso. Estoy parcialmente de acuerdo en eso. Creo que el esfuerzo bien enfocado es inteligente (y virtuoso).
 
¿De qué vale esforzarse por algo en lo que tu corazón no está tomado en cuenta? En una sociedad que valora demasiado el coeficiente intelectual y no educa para la inteligencia emocional, pienso que el esfuerzo sin un propósito superior es una pérdida de tiempo (y de vida). 
 
Ahora ya sabes, si vas a ejercer tu fuerza en algo… que sea algo que de verdad quieres y esté en sintonía con tu propósito (vs algo que crees que deberías querer).

"Esfuérzate y sé valiente". - Josué 1:6-9

Eso es lo único que nos pide la vida. Que nos esforcemos y seamos valientes. Salvo en las películas, el gozo por vivir raramente llega cuando estamos inactivos y lamentándonos por qué la vida es “tan injusta”. 

Esfuérzate y sé valiente. Cada día, con gozo y con propósito. Por lo que amas. Por lo que deseas. A eso no le llamo esfuerzo, le llamo dicha. Tener algo por qué levantarte cada mañana y tener la fuerza para ir por ello, eso es felicidad. En Japón le dicen ikigai

Esfuerzo no es una mala palabra. Es una elección.

Las experiencias hacen a las personas. No se trata de lo que te pasa, sino lo que haces con ello. Creo que no hay tal cosa como prueba y error. Si aprendes la lección y agradeces por ello, un “error” es un regalo. 

Esa es la riqueza que cada uno de nosotros trae a la mesa. Como Creadores de Cambio, estamos llamados a usar nuestra experiencia para compartir con otros el aprendizaje durante el camino recorrido.

¿Quieres saber más sobre cómo convertir tu experiencia en un producto que ayude a otros?
Lee más sobre los detalles del Programa de Personal Branding para Creadores de Cambio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

2 Responses

  1. Trabajando para mujeres en café en 26 países (por ahora… vamos creciendo), utilizo mucho la palabra “esfuerzo”. Inclusive en inglés “effort”. Así: Unir esfuerzos …. es decir, unificar las energías hacia un mismo fin. Por tanto, para mi no es una mala palabra. Más bien otorga valor al trabajo ya realizado y a la visión que se tiene para mejorar lo que ya se hace. O pensar en qué más hacer y en qué más dar a la comunidad. Gracias Mariela por hacerme pensar !! Abrazos a la distancia !

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mariela Quintero

Mariela Quintero

Coach de Marca Personal & Marketing Digital

Categorías

Uno de los grandes aprendizajes que he tenido en los últimos meses es que se necesita estar dispuesto a que todo "aller se faire foutre" (que todo se vaya a la mierda, pero en francés se ve más bonito).