fbpx
83 / 100

Ser desobediente es un arte

ser desobediente. mariela quintero. personal branding. marca personal.
La vida se expande o se contrae en proporción a nuestra valentía. Ser desobediente es un arte, una ciencia, una filosofía, una religión. Un poco de todo.

Fundamentalmente, ser desobediente es una elección. Se requiere madurez, compromiso y amor propio para serlo. No simplemente pasa. Por eso, he decidido ser una mujer desobediente.

No me compro todas las mentiras (ni “verdades”) que me intenten vender. Aprendí a decir si o no, por decisión, no por compromiso ni imposición.

Puedo distinguir el amor del abuso (verbal, físico, psicológico, emocional) no importa de quién venga. No respondo a la manipulación. No la promuevo. La denuncio. Por ser asertiva y franca, me han llamado insensible.

No le regalo mi lealtad a cualquiera y sin cuestionar. No es la sangre, sino el vínculo espiritual el que me guía y me hace permanecer. Soy fiel a mi misma ante todo.

Soy selectiva. Me gusta la gente sin mucho maquillaje, sencilla, inteligente y bondadosa. Prefiero a los que están tan ocupados siendo felices, que no tienen tiempo de caerle bien a todo mundo.

El único rango que respeto es la congruencia y la integridad. No el social, ni el económico. Ni la edad.
Soy una mujer pensante, y a veces eso es interpretado como rebeldía, desobediencia y falta de suavidad.
No nací mujer para ser dócil.
Nací para ser yo.

Y si en él proceso de convertirme en “yo”, no sigo las reglas… pues si, soy tremendamente desobediente. Porque quiero vivir en mis términos y no en los de las generaciones pasadas. Para no culpar a nadie, para no ser una victima.

Veo la muerte como un regalo.
Veo la vida como un regalo.
Veo el dinero como un regalo.
Veo la crisis como un regalo.
Veo la soledad como un regalo.
Veo el amor como un regalo.
Veo el éxito como un regalo.
Veo el fracaso como un regalo.
No pienso como otros.
Pienso como yo.
 
La reflexión más importante que me gustaría dejarte es que, cuando obedecemos y seguimos todas las reglas sin cuestionar, estamos haciéndonos chiquitos. Tradicionalmente, al desobediente se le castiga y se le aisla. A nadie le gusta sentirse así. Pero en palabras de Anaïs Nin (escritora francesa nacida en 1903), la vida se expande o se contrae en proporción de nuestra valentía. Si queremos experimentar nuestra grandeza necesitamos ir más allá de lo que conocemos. 
 
Pensar por nosotros mismos, y expresar nuestra verdad con congruencia, es un acto de valentía. Sé desobediente, intencional, curioso y jamás, jamás, jamás te des por vencido sobre tu crecimiento. Lo que deseas te desea a tí. Lo que buscas, está al otro lado del miedo.
frase anais anin

Es a través de la desobediencia y la rebelión que se ha hecho el progreso.

Las experiencias hacen a las personas. No se trata de lo que te pasa, sino lo que haces con ello. Creo que no hay tal cosa como prueba y error. Si aprendes la lección y agradeces por ello, un "error" es un regalo. 

Esa es la riqueza que cada uno de nosotros trae a la mesa. Como Creadores de Cambio, estamos llamados a usar nuestra experiencia para compartir con otros el aprendizaje durante el camino recorrido.

¿Quieres saber más sobre cómo convertir tu experiencia en un producto que ayude a otros?
Lee más sobre los detalles del Programa de Personal Branding para Creadores de Cambio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Mariela Quintero

Mariela Quintero

Coach de Marca Personal & Marketing Digital

Categorías
reinventate. mariela quintero. marca personal.

Si tienes un don, estás llamado a usarlo. Si tienes un mensaje, tu misión es contarlo. Encuentra tu voz. #MarcaPersonal